Trigonolito

Cemí de tres puntas o icono tricúspide, vinculado a rituales taínos, propiciatorios de la fertilidad agrícola y a la fecundidad del género humano.