Guía Gastronómica Dominicana

Este magnífico documento que me honro en prologar es una nueva ventana que la República Dominicana abre al mundo para mostrar las bondades culturales y productivas en torno a su gastronomía. Cuando Luis Ros, presidente de la Academia Dominicana de Gastronomía (ADG), me compartió la ilusión de este proyecto, lo abordé con entusiasmo por el aporte que la obra representa al concierto de actividades que desde la Academia Iberoamericana de Gastronomía venimos haciendo para elevar el conocimiento y reconocimiento de las costumbres alimenticias, culinarias y turísticas de toda la región. 

La República Dominicana tiene un colorido especial que se refleja muy particularmente en sus sabores, en su música y en su gente. Todos estos matices han sido muy bien captados y plasmados en esta primera edición de la Guía Gastronómica Dominicana publicada por la Academia Dominicana de Gastronomía. Le invitamos a hacer esta maravillosa travesía por cada rincón de este gran país que, nada más y nada menos, representa el primer encuentro gastronómico entre el Viejo Mundo y el Nuevo Mundo.

Cada página de esta guía le ofrecerá información valiosa sobre productos autóctonos, platos emblemáticos, restaurantes, y puntos de interés que no pueden dejarse a un lado. Esta agradable lectura lo moverá en un recorrido gastronómico por la Zona Colonial de Santo Domingo, Ciudad Primada de América, así como por las principales regiones del país. Y nos enorgullece que todo esto ocurra en el marco de las celebraciones por la designación de Santo Domingo como Capital de la Cultura Gastronómica del Caribe.

La Guía Gastronómica Dominicana publicada por la ADG es una muestra exitosa de los aportes que la Academia Iberoamericana de Gastronomía impulsa y apoya entre sus academias miembros. Confiamos que esta información le permitirá disfrutar las mejores experiencias de orden gastronómico durante su recorrido por la República Dominicana.
Disfrute los sabores, colores y magia de la tierra donde Cristóbal Colón desembarcó al finalizar el histórico viaje de 1492, sumando los 527 años posteriores de batallas y momentos de gloria que se conjugaron para forjar una nación con personalidad propia que progresa y evoluciona.

Rafael Anson Oliart
Presidente
Academia Iberoamericana de Gastronomía